loading...

La gata gruñona o The Grumpy Cat saltó a Internet en 2012 y se viralizó por su peculiar gesto de odio contra el mundo. Sin embargo, su corazón no albergaba más que ternura, ya que ese ceño fruncido se lo debía únicamente a que nació con enanismo felino y una dentadura bastante desalineada.

Ayer despertamos con la triste noticia de que la popular minina enfadada partió de este mundo el pasado 14 de mayo, a sus siete años de edad, y dejó un hueco en el corazón de sus más leales seguidores. ¡Nosotros la queremos recordar con gusto! Quién sabe, quizá la volvamos a encontrar en alguna de sus otras seis vidas, en las que esperamos que siga siendo inspiración para infinidad de memes, videos, programas televisivos e ilustraciones realizadas por sus creativos fans.

Definitivamente, un icono gatuno

Si bien cada felino es un caso, la gata gruñona fue tal vez uno de los referentes mundiales que describen a la perfección la personalidad soberbia de los de su especie: elegantes, sarcásticos, maléovlos, inteligentes y divinos.

Además de ser nuestro bebé y un querido miembro de la familia, Grumpy Cat ha ayudado a millones de personas a sonreír en todo el mundo, incluso cuando los tiempos eran difíciles. Su espíritu continuará viviendo a través de sus admiradores en todas partes.

Tabatha Bundesen, su dueña.

Se volvió todo un fenómeno

CAT GRUMPY

loading...

Internet realmente la apreciaba y es que no era difícil identificarse con su aparente “caracter duro”. Por eso es que su fama la hizo ganar una fortuna y codearse con celebridades, con las que coincidía en convenciones y eventos públicos en los que se tomaban fotos juntos, ¡ni Stan Lee se salvó de su encanto!

Muchos shows televisivos se peleaban por invitarla a participar