loading...

La vida en el Universo es preciosa y siempre sigue un ciclo similar, por eso, el ciclo de vida de las estrellas no se diferencia mucho del ciclo de vida de un alcornoque, de una planta o de nosotros mismos. Tal como es la vida en este Universo, todo lo que nace, crece y termina muriendo. Desde el nacimiento hasta la muerte de una estrella, ésta brilla en el firmamento y siempre nos aporta algo a los seres vivos, ya sea el calor (que permite que la vida sea posible en planetas como la Tierra), la simple compañía de su luz titilante en una noche solitaria (aquí te explicamos Por qué brillan las Estrellas) o simplemente una inspiración mágica de la que grandes mentes nos hablan en esta recopilación de Frases de Estrellas.

Tan fascinante es esta temática, que nosotros ya le hemos dedicado numerosas entradas: ya hemos abordado Qué son las estrellas (diferenciándolas de la siempre fascinante Estrella Fugaz) y Cómo se forman las Estrellas, y nos hemos acercado a las Estrellas del Universo y Estrellas del Sistema Solar. Pero a pesar de este fascinante universo, y nunca mejor dicho, hoy en Supercurioso queremos profundizar en el ciclo de vida de las estrellas. ¿Nos acompañas?

Ciclo de Vida de las Estrellas: conoce la vida y la muerte de una estrella

1. ¿Cómo nacen las Estrellas?

La manera más sencilla de definir cómo nace una estrella dentro del ciclo de vida de las estrellas es decir que ésta se forma a partir de una nube de gas y polvo. Y podríamos detenernos aquí y quedarnos tan anchos, aunque si quieres saber más, puede que te interese saber que el nacimiento de la estrella estrictamente empieza cuando se crea una inestabilidad gravitacional en una nube molecular, que puede estar causada por la radiación de estrellas gigantes, el colapso de otras nubes moleculares o incluso la colisión de galaxias.

Cuando esta nube molecular se colapsa, se crean nubes de polvo y gas (sí, las del principio). Entonces aumentan la densidad y la temperatura hasta que, eventualmente, se forma una protoestrella. Las protoestrellas son las estrellas bebés. Esta fase puede durar una media de 500.000 años en estrellas similares al Sol (difiere en otros tipos de estrellas) y normalmente permite reconocerse gracias al disco protoplanetario que hay alrededor de este tipo de estrellas.

2. ¿Cómo es la vida de una Estrella? El movimiento de las Estrellas

Ciclo de vida de las estrellas sirio

loading...

El disco protoplanetario puede ser vital para que, en el ciclo de vida de las estrellas, se formen planetas a su alrededor (de ahí su nombre). A medida que la estrella crece en edad, su temperatura desciende, lo que puede dar lugar a que se formen planetas con los restos del disco protoplanetario. Una vez la estrella ha entrado en su juventud, se convierte en una estrella T Tauri, es decir, una estrella joven, que tiene unas características similares a las de una estrella adulta (como la temperatura de su superficie) pero mucha más luminosidad y una rotación más rápida.

Las estrellas adultas, como nuestro Sol, son bastante más tranquilas que las jóvenes. Con una temperatura ya estable, de dedican a consumir su propia energía durante toda su vida, que puede llegar a ser de millones de años. Una vez ha consumido toda su materia, empieza la muerte de una estrella, que es un proceso lento y fascinante. Sin embargo, antes de morir, a estos cuerpos celestes les queda un precioso canto de cisne por hacer: convertirse en gigantes rojas. Curiosamente, antes de que eso pase, y cuando el Sol ya no exista como lo conocemos, en la Tierra seguiremos viéndolo durante un tiempo como si nada hubiera pasado.

3. La muerte de una Estrella

Ciclo de vida de las estrellas cerca

La muerte de una estrella, pues, puede considerarse que empieza cuando termina de consumir toda su materia, con lo que empieza a dilatarse y enfriarse. Esto la lleva a convertirse en una gigante roja que lo arrolla todo a su paso, incluidos los planetas que ella misma creó. Después, la estrella entra en una etapa de inestabilidad que la lleva a dilatarse y encogerse hasta que explota, convirtiéndose en una nova y lanzando todo tipo de materiales al exterior. En el caso que la explosión sea más fuerte que la de una nova, se la llama supernova.

Se han detectado novas en el firmamento desde hace cientos de años, de hecho, antiguamente se llegó a creer que se trataba de estrellas nuevas que aparecían en el cielo. De la nova o la supernova queda solo una pequeña estrella fría, una enana blanca, que no produce energía porque ya la ha consumido, y que puede brillar con una preciosa tonalidad blanca o azul. Por último, el destino de la estrella (igual que muchas otras partes de su vida) dependerá del tipo que sea, con lo que puede que se convierta en un agujero negro, como en el caso de las estrellas masivas, o que, por el contrario (y entre muchas otras opciones que sería complicado explicar) se convierta en una enana negra.

Seguramente, convertirse en una enana negra sea el destino que le espera a nuestro Sol cuando llegue el final de sus días y la Tierra no sea más que un recuerdo en la mente de nadie. Es un tipo de estrella tan singular que se cree que aun no se ha producido en ningún lugar del universo, por ser este demasiado joven, y que consiste simplemente en una estrella que no emite ni luz ni calor y, por lo tanto, ningún tipo de radiación que hiciera posible detectarla.

El ciclo de vida de las estrellas es fascinante y muy poético, y, sin duda, forma parte de la vida misma (por lo que la muerte de una estrella es inevitable). Cuéntanos, ¿conocías este ciclo de visa y muerte de las estrellas? ¿Crees que nos hemos saltado algún paso o dato interesante? ¡Recuerda que puedes contarnos lo que quieras en un comentario!

Source link

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *