loading...

El gesto de un niño que se las ingenió para llevarle un regalo de cumpleaños a su maestra, a pesar de no tener dinero, conmovió a miles de usuarios de las redes sociales.

El pequeño le regaló un gallo

niño, profesora y gallo

La profesora, Esthefany Gutiérrez, publicó esa noble acción en su muro de Facebook.

La publicación se hizo viral

niño con gallo

Conmovió a miles de usuarios

https://connect.facebook.net/en_US/sdk.js#xfbml=1&version=v3.2

Hace días mis alumnos se informaron que dentro de poco festejaria mi cumpleaños por lo que uno de ellos se paró frente…

Posted by Esthefany Gpe Gutierrez Hernandez on Monday, March 18, 2019

“Hace días mis alumnos se informaron que dentro de poco festejaría mi cumpleaños, por lo que uno de ellos se paró frente a mí y me comentó:

loading...

-Maestra, yo no tendré dinero para esa fecha, pero quiero obsequiarle algo por adelantado, pues tampoco estaré en mi casa para entonces.

Yo sonreí, con un sentimiento que mezclaba la alegría y la tristeza, y le respondí que no era necesario el obsequio, su intención era suficiente.

Los días pasaron y el pequeño de nuevo buscó el momento y me comentó:

-Maestra, traje su regalo, pero está escondido porque creía que los demás profesores no me dejarían entrar con él a la escuela.

Me sorprendí y le di las gracias. Él me preguntó si podía ir por el obsequio que tenía escondido en la entrada, le respondí que sí.

Después de algunos minutos llegó cargando una caja de cartón perforada por un costado y envuelta con un hilo. Sorprendida le pregunté cómo había hecho para traerla, él me respondió:

-Es un gallito, maestra, escogí el más bonito que tenía para traérselo; no tengo dinero para comprarle nada, pero espero que le gusten los gallos. Y no se preocupe, uno de los vecinos me trajo para poder cargar su regalo.

Entonces lo abracé y le di las gracias, le agradecí no solo porque ese día regresaría caminando a su casa, tampoco por haberse tomado el tiempo de buscar una caja y prepararla para obsequiármela, por buscar entre sus vecinos a alguien que quisiera llevarlo a la escuela para poder darme el regalo, ni por el hecho de que escondió el detalle de los demás maestros, sabiendo que nadie lo dejaría entrar con un gallo al salón. Le agradecí por recordarme la razón por la que elegí ser maestra y estar diariamente frente a un grupo de alumnos, dando lo mejor cada día para que ellos sean mejores personas. Gracias por recordarme que amo mi profesión”.

Source link

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *