Doozer es un pequeñito que, como la mayoría de los niños, tiene un juguete favorito, Sutro, con el que se siente seguro; lo lleva a todos lados y no le gusta separarse de él. Pero un día perdió a su osito de peluche en un hotel y estaba muy desconsolado por la separación, hasta que los trabajadores idearon un tierno plan para consolarlo.

Doozer y su familia visitaron el hotel Grand Hyatt Resort & Spa en Hawái. Aunque se la pasaron de maravilla, al regresar a casa se dieron cuenta de que habían olvidado al osito en el resort.

Anna, la mamá de Doozer, envió un correo electrónico al hotel para preguntar si alguien había visto al osito de su hijo.

Los empleados del hotel respondieron de una forma muy especial

ositos en balcón

“Encontramos a Sutro, ahora tiene otro amigo, una foca”

oso y foca

Ahora, ambos se están tomando unas vacaciones

paisaje, oso y foca

En la lavandería, donde los encontraron

peluches, lavandería

Haciéndose manicura

osito manicura

“Ayudando a Víctor en la recepción”

osito recepción

Platicando con el paisajista

hombre y oso de peluche

Los dos mejores amigos fueron invitados de lujo

mujer y oso

A Doozer le encantó ver a su osito divertirse y hacer amigos

recepción y oso de peluche

Pronto, el hotel enviará a Sutro de vuelta con Doozer

señora y osito

Y por fin se reunirá con su juguete favorito

pareja y oso

Es increíble cómo un simple gesto puede hacer feliz a un niño.

Source link


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *