Esta chica nunca imaginó que su viaje en taxi le fuera a derretir el corazón, y es que el conductor del vehículo, en un punto del camino, le notificó algo que la dejó muda; el hombre le preguntó: “¿me puedo parar un segundo? Es que compré comidita para esos perritos”. Acto seguido, descendió del auto y colocó el alimento en el piso.

En una fotografía que la pasajera subió a Twitter se puede ver que cuatro hambrientos canes se regocijan con la presencia del hombre y disfrutan el alimento que les llevó.

Esta fue la publicación que enterneció el corazón de Colombia y el mundo

https://platform.twitter.com/widgets.js

Este hecho ocurrió en Colombia y los usuarios de las redes estallaron de ternura y alabaron el noble acto del conductor.

La gente no dudó en mostrar su admiración

Otros más, incluso, compartieron ideas para alimentar a los perritos callejeros que pasan días sin probar bocado.

Este usuario compartió un dispensador de croquetas

¿Qué te pareció la historia? ¡Definitivamente necesitamos más gente así!

Source link


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *