Muchos los consideran feos, arrugados, gruñones… pero el gato sphynx o “gato esfinge” es una belleza exótica y un excelente animalito de compañía. Aparecieron en los años 60 a causa de una mutación genética de la raza devon rex, y aunque su nombre nos remonta a Egipto en realidad proceden de Canadá.

¡NO LES TEMAS! No son malos, detrás de esa carita enojada existe un angelito calvo dispuesto a darte mucho amor. Y si lo anterior no te convence, quizá estos 17 motivos sí lo hagan.

1. Aman los baños

2. Sus metas siempre son altas

3. Son dormilones profesionales

4. Con su mirada crítica lo dicen todo

5. Son extremadamente pasionales

6. Las festividades los vuelven locos

7. No temen gritar sus emociones

8. El café es su mejor amigo

9. Tienen un sentido de la moda increíble

10. Les encanta la Navidad

11. Si eres una persona que siempre tiene frío, ellos te comprenderán a la perfección

12. Sus gustos son muy distinguidos

13. Adorables desde bebés

14. Son buenos amigos… incluso con los perros

15. Los gorritos se les ven como a nadie

16. Dan unos masajes increíbles

//www.instagram.com/embed.js

17. Son madres excepcionales

//www.instagram.com/embed.js

Por eso y más, estos gatitos tan “raros” cada día se ganan el corazón de todos nosotros, ¿te gustan?

Source link


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *